26 abr. 2009

Semana 15: La número 1


Cuando mi hija sale como en ésta foto, se me viene a la mente la primera vez que la ví saliendo de la sala de esa clínica, los recién nacidos son feos, recontra feos, son rojos, morados, azulados, llenos de pelos, hinchadísimos, vizcosos, hasta huelen feo y parece que fueran a reventar, ya me habían advertido antes, cuando vi a mi hija, un 0.0001% de mi mente creyó que de repente no era mía, osea, la idea estuvo en una cagada de porcentaje, pero pasó por ahí, además no sabía que la cosa sería tan rápida, hasta las enfermeras estaban sorprendidísimas, no es porque sea su padre pero es que me salió más que bonita, mi hija no es hermosa ni bella, mi hija es un diamante, el oro y la plata son una caca al lado de ella. Esto es gracioso, ya tiene DNI.

No hay comentarios: