6 sept. 2009

Semana 29


Ahora que soy independiente, veo que la cosa está difícil mas no imposible, cuando ves sólo por ti mismo, las cosas son fáciles, no importa si un día no comes o tienes que caminar mucho, eres joven y fuerte, nada importa, pero cuando tienes un hijo bajo el brazo, una esposa, un hogar, pues te haces responsable no?, hay que mantener a la familia que tienes, pero muy aparte de la obligación hay un miedo que nunca tuve antes y es el defraudar a mi hija, siento terror y me pongo ansioso de solo mirarla y pensar que un día podría fallarle, siento que me falta el aire tan solo pensarlo, es una sensación que nunca había sentido, en fin, no puedo retroceder en plena lucha, e vuelto a pintar despues de 4 años de trabajar en oficinas, soy pintor y si la pintura no quiere mantenerme, pues la obligaré a hacerlo, por mi hija.