28 jun. 2009

Semana 21: La primera fiebre


Eva se enfermó por primera vez, estuvo con 38 y medio de fiebre, es raro, sólo le duró un día, me dijeron que esa fiebre posiblemente sea la anunciación de una eruptiva en cualquier momento, espero que no, prefiero verlo como que va crecer, ésta última semana e tenido mas tiempo con ella, e tenido que levantar la reja de la cuna que estaba abajo desde que nació, la encontré apoyada sobre ella, todavía no gatea, pero puede girar en cualquier dirección y arrastrarse hasta agarrar lo que quiere y meterselo en la boca, le es más fácil avanzar en reversa impulsándose con ambos brazos y le encanta rodar, pero al parecer se a dado cuenta que rodar es la mejor manera de avanzar a otro lado más rápido.

Fuí a comprar un par de remedios para la fiebre, uno para fiebres en general y el otro para fiebres muy altas por si las tenía, el tema del termómetro con bebés es un fastidio porque se mueven mucho y los rectales a veces los hacen cagar, para esto recién me entero que existen unos termómetros que son como un papelito, del tamaño de un curita, tienen la numeracíon mucho mas grande y notoria que los termómetros normales que realmente son una reverenda cagada, no se si soy yo, pero nunca e podido ver entre tanto número microscópico y la manchita de mercurio no se si es reflejo del vidrio o el maldito mercurio, en conclusión, esos termómetros de vidrio que se paran rompiendo son basura, estos nuevos se colocan sobre la frente 15 segundos y van apareciendo rayitas de color que se detendran en el número según la temperatura, no es descartable, puedes usarlo las veces que se te de la gana y no usa pilas como los digitales, un invento exelente.